fbpx

 

¿Cómo saber si su dedo se ha roto?

Cuándo y por qué buscar consejo médico

Quizá ha ocurrido mientras andaba a oscuras y descalzo por su casa, o mientras corría subiendo escaleras también descalzo. A todos nos ha pasado alguna vez, dar un golpe fuerte a un dedo del pie. En esos primeros momentos de dolor agudo, se puede preguntar si se ha roto el dedo. Generalmente, el dolor pasa y todo vuelve a la normalidad de forma rápida. Pero, si el dolor persiste y sospecha que se ha roto el dedo, debe resistir la tentación de vendar el pie, tomarse unos analgésicos e ignorarlo después.  Hay buenas razones para visitar al especialista inmediatamente si sospecha que se ha roto el dedo.

El hueso de su dedo puede haber salido de su sitio, perder la alineación y el ángulo correcto. Si así fuera, es necesario corregirlo pues hasta una simple fractura, que parece un pequeño trastorno, puede causar mayores problemas, como la artritis,  si no se actúa correctamente.

 

Ayude a curar correctamente el hueso de su dedo

Su doctor, le pedirá una radiografía para determinar si el dedo está roto y qué tratamiento necesita.

Si se trata de una simple fractura pero las partes del hueso siguen bien alineadas, su doctor le recomendará que utilice una bota de apoyo para andar, durante unas tres semanas. Esta bota ayuda a inmovilizar los dedos y favorecerá la integración ósea alineada correctamente.

Si por el contrario el hueso ha perdido el ángulo correcto, su doctor puede recolocar y realinear el dedo y, después, podrá indicarle también el uso de la bota de apoyo.

Sólo en el supuesto de que se haya producido un desplazamiento significativo, podría necesitar una cirugía para realinear el hueso.

Una manera de saber si el dedo está roto es comprobar si puede poner peso sobre el pie. Si puede caminar con él sin dolor, probablemente no esté roto. Si es así, pruebe a enfriar la lesión y a tomar una medicación antiinflamatoria recomendada por su farmacéutico. De todas formas, si el dolor agudo o la inflamación persisten, acuda al especialista.

También debe observar si ha sufrido un corte o una herida profunda. Puede que el hueso se vea expuesto al aire, motivo que obliga a que lo evalúe un médico. Otros síntomas a considerar son la hinchazón, los morados y la decoloración. Si su dedo está en un ángulo diferente al dedo del otro pie, y no era así antes de la lesión, busque el consejo médico de forma rápida.