Hallux Valgus

Hallux Valgus es un padecimiento progresivo. Se inicia con la inclinación del dedo gordo que, a través de los años, modifica gradualmente el ángulo de los huesos y produce paulatinamente la protuberancia característica, la cual se vuelve cada vez más prominente. Los síntomas aparecen generalmente en las etapas más avanzadas; sin embargo, algunas personas nunca sufren de síntoma alguno.

Hallux Valgus

Causas del Hallux Valgus  

Generalmente el hallux valgus es causado por un defecto hereditario en la estructura mecánica del pie. El hallux valgus en sí mismo no es hereditario; sin embargo, determinados tipos de pie son más propensos a desarrollarlo.

El uso de un calzado que apriete los dedos no es la causa principal de la formación del hallux valgus; sin embargo, puede contribuir a aumentar progresivamente esta deformidad. De hecho, generalmente, los síntomas aparecen cuando se usa un calzado que aprieta los dedos: zapatos de punta angosta o tacón alto. Esto explica por qué las mujeres tienen mayores probabilidades a desarrollar los síntomas que los hombres. Además, el permanecer de pie por largos periodos de tiempo puede empeorar los síntomas del juanete.

Síntomas Hallux Valgus  

  • Una inflamación dolorosa del borde del pie en la zona de la unión del dedo con el resto del pie. 
  • Dolor continuo y sordo localizado en esa zona, que empeora al caminar y mejora con el reposo y el calor local.
  • Sensación de roce, chasquido o crepitación al mover el dedo.
  • Deformidad.

Tratamientos Hallux Valgus 

Inicialmente se trata con medicamentos antiinflamatorios y analgésicos y fisioterapia, aplicación local de calor o frío y evitando las actividades repetitivas que agraven los síntomas.

Es muy importante utilizar un calzado adecuado, evitando los zapatos  de puntera estrecha o tacón alto. Elija calzado de horma ancha que no le roce en el juanete, con la piel superior blanda y adaptable.

En ocasiones, las almohadillas en la zona del juanete alivian el dolor. También pueden ser útiles algunas soluciones ortopédicas que debe recomendarle el médico.

La inmovilización temporal de la articulación del hallux puede resultar beneficiosa. Si estas medidas no funcionan, la infiltración local puede ser beneficiosa temporalmente.

La corrección quirúrgica es la opción definitiva y tiene varias opciones, a elegir en función de la gravedad del diagnóstico. En la actualidad la osteotomía metatarsiana distal en V invertida (Chevron) (sección de la cabeza del metatarsiano) es la más utilizada. Las complicaciones más frecuentes, independientemente del procedimiento empleado, son la corrección incompleta y la repetición del hallux valgus.

Consulte con su médico, si padece o cree que padece algún síntoma. Esta información no sustituye una consulta médica personalizada.