Estética dental

Una sonrisa bonita realza la belleza y armonía facial.

El interés por los tratamientos de estética dental ha crecido bastante en los últimos años. Así se ha hecho importante tanto la salud bucal, como la belleza que lo constata. Los tratamientos de estética dental se pueden dividir en dos grupos: los que se tratan los dientes (estética blanca) y los que tratan las encías (estética rosa).

Estética Dental

Estética dental blanca 

Trata de conseguir que los dientes luzcan un color blanco y forma perfecta. Para una sonrisa espectacular. Estos tratamientos persiguen una sonrisa natural, con dientes blancos, con formas adecuadas a la fisionomía del paciente. En este sentido, es importante la calidad de los laboratorios con los que colaboramos, los materiales que se utilizan y el dominio de las nuevas tecnologías.

Blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental

Se trata de un tratamiento conservador, sencillo y rápido que busca aclarar el tono natural de los dientes. El resultado es una sonrisa más blanca, de aspecto cuidado y muy saludable.

Carillas dentales

Carillas dentales

Hay casos en los que no es posible realizar un tratamiento de blanqueamiento dental (como en el caso de manchas por tetraciclinas), pero hay desarmonías en el tamaño y forma de los dientes. En estos casos, una solución ideal son las carillas dentales. Se trata de unas láminas finas que se colocan en la parte anterior de los dientes. Las mismas pueden ser de Porcelana o Composite.

Estética gingival o estética rosa

También las encías juegan un papel fundamental en la apariencia de una sonrisa estéticamente hermosa. Existen distintos procedimientos para lograr una sonrisa armónica:

Gingivectomía y alargamiento de corona

La Gingivectomía busca redefinir el tamaño de las encías, consiguiendo una forma más simétrica y armónica, con resultados inmediatos. Mientras que el alargamiento de corona, además de remodelar la encía, remodela un poco el hueso para que la encía no vuelva a su posición inicial.  

Suelen utilizarse cuando los dientes se ven demasiado cortos, cuando existe una exposición excesiva de encía al sonreír o cuando los márgenes de las encías son irregulares.  

Recubrimiento radicular.

Las recesiones gingivales son desplazamientos de la encía hacia la raíz, dejando expuesta parte de la raíz del diente. Da la apariencia de que el diente es más largo. 

Las causas son diversas. En muchas ocasiones estas recesiones no se tratan, pero lo hacemos cuando suponen un problema estético para el paciente o si ocasionan sensibilidad dental. Actualmente, disponemos de diferentes técnicas de microcirugía que nos permiten tratar de forma eficaz esta afectación.

Aumento de volumen

Cuando perdemos un diente, parte del hueso que rodea el diente y de la encía se pierde también. Hoy en día disponemos de técnicas de microcirugía que nos permiten corregir estos defectos mediante la colocación de un injerto de tejido conectivo del paladar en la zona afectada.