3 buenas formas de entrenar el cerebro 

entrenar el cerebro

Juegos para entrenar el cerebro

Hay muchos juegos de gran utilidad para el entrenamiento mental desarrollados por científicos en Internet: Lumosity®, BrainHQ®, Happy Neuron® y My Brain Trainer®.

Dentro de un grupo de control para un estudio, algunas personas se sometieron a entrenamientos para procesar rápidamente la información de manera visual. Dicho estudio arrojó que estas personas tenían aproximadamente un 29% menos de riesgo de demencia que el resto del grupo.

Aunque los programas de entrenamiento cerebral están diseñados específicamente para mejorar la capacidad mental, cualquier juego que requiera de pensamiento estratégico puede estimular el cerebro. Los puzzles, el zudoku y juegos de palabras son de ayuda ¿has jugado alguna vez KenKen®?

Existen juegos de mesa y cartas que además de estimular el cerebro tienen el plus de la interacción social. La soledad y la falta de integración contribuyen a la demencia y conectar con otras personas es una forma saludable de combatirla.

Baila toda la noche (la mañana o la tarde)

La actividad física regular te ayudará a mantener tu cerebro en forma e incrementará el flujo sanguíneo y el oxígeno al cerebro. ¿Cuál es la mejor actividad? La que realmente harás.

Si disfrutas bailando, no importa el estilo, baila. Intenta combinar los beneficios del baile con los de la interacción social inscribiéndote a clases.

Bailar mejora el ritmo cardíaco y ayuda a que la sangre fluya. Asimismo, puede ayudar a mejorar las conexiones neuronales entre las células cerebrales. Además, es casi seguro que pondrá una sonrisa en tu cara y si eres soltero es una buena forma de conocer personas.

Simplemente respira

Aunque pueda parecer una pérdida de tiempo, tomar un momento para simplemente respirar es tan importante como la actividad física. Puedes probar practicar mindfulness, meditación… La meditación no solo es capaz de cambiar la estructura de tu cerebro, también puede cambiar tu vida. Puedes notar:

  • Mejor capacidad de concentración
  • Sueño más profundo
  • Mejora del estado de ánimo
  • Sentimiento de calma y bienestar
  • Mejora en la autoestima

Puedes escuchar meditaciones guiadas con apps gratuitas en tu smartphone y practicar respiración diafragmática. Respirar puede calmar la mente y  reducir el estrés.